Frank Hidalgo-Gato Durán

Mi pasión por escribir e imaginar historias me viene desde que era un niño. Recuerdo aún aquellas narraciones de apenas dos párrafos que me inventaba para leer delante de mi clase y mi profesora cuando apenas tenía ocho o nueve años. Tampoco es que fuera algo como para tomármelo en serio por aquel entonces, o que mis padres hubiesen pensado que conmigo había nacido un escritor. El regocijo que mi imaginación me proveía, más la oportunidad de recrear aquellas situaciones que ya desde muy joven mi mente visualizaba, me bastaban para ser un niño muy feliz, rodeándome de amigos, los cuales, es cierto que a menudo se sorprendían y divertían debido a mis peculiares y muchas ocurrencias…y esto a lo largo de toda mi vida hasta hoy, a través de artículos que he escrito o exposiciones ante otros que han continuado corroborando tanto mi devoción por la creatividad, como mi inclinación por hacer que los demás puedan visualizar, de la manera más fiel, mis fantasías.

<<Adoro la locura, el humor negro, la picardía, lo imposible, la magia, y la fantasía.>>

He estudiado música y también el arte del mundo empresarial. La mezcla de ambas profesiones y el conjunto de las experiencias que hasta hoy la vida me ha permitido vivir, me han traído de regreso a los cimientos de lo que a mi alma más satisface: traducir mis enajenadas ocurrencias a la palabra.

<<A menudo he sido de los que ha tenido que dejar de caminar uniformemente con los demás, o dejar de creer en lo que la mayoría estima como normal o adecuado.>>

Sí, siempre he sido de los que atraviesa la imaginaria línea recta creada por la opinión general común o más convencional, por lo que en mis palabras encontrarás lo que rompe y transgrede, lo que se sale de los parámetros. Y es que ése es mi verdadero objetivo: quiero que vivas la aventura, ¡que la visualices!, y por encima de todo, ¡que te diviertas!

*Si quieres saber más sobre mí puedes consultar mi perfil en